5 PLANES PARA EL FIN DE AÑO EN ANDORRA

Año nuevo es la temporada más mágica y especial para visitar Andorra, y queremos que lo disfrutes al máximo. Así que hoy te queremos compartir una lista de cinco planes familiares para disfrutar en Fin de Año en Andorra.

Sus montañas nevadas y las infinitas oportunidades que ofrece para probar todo tipo de experiencias, tanto si eres de los más atrevidos como de los que les gustan los planes más “chill”, hacen de Andorra un paraíso invernal para disfrutar en familia! ¿Te animas?

fin-de-año-en-andorra

Foto: @andorralovers

1. Visitar las ferias y desfiladas de Navidad

Las ferias de Navidad son un elemento tradicional que nos impregnan de espíritu navideño y rescatan la magia de las fiestas en familia.

De este modo, Andorra ofrece varias actividades en las distintas regiones del país como el “Poblet de Nadal” en Andorra la Vella (mencionado en el post anterior), varios mercadillos artesanales muy pintorescos y repletos de luces navideñas, fiestas en las que puedes hacer “cagar el tió”, representaciones de la obra de “Los Pastorets” y… sin olvidaros de la esperada visita de sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, que el día 5 de Enero, con su magia, visitaran todas las parroquias para que los niños puedan verlos!

2. Nieve, nieve y más nieve 

El esquí es, sin duda, una de las actividades TOP en Andorra y si además lo puedes hacer en uno de los resorts de esquí más grandes de la Península, ¡esto ya es un lujazo!

Grandvalira cuenta con más de 200km de pistas esquiables, más de 12km de zonas freeride, circuitos de esquí de montaña y más de 130 pistas de esquí de todos los niveles. ¿Cuándo empiezas?

Por otro lado, existen múltiples otras maneras de disfrutar de la nieve como por ejemplo las actividades de aventura en la nieve como las motos de nieve, el mushing, las raquetas de nieve, la construcción de un iglú o el snowtubing.

3. La gastronomía, un placer para los sentidos

Si lo tuyo es comer bien, no te puedes perder la gastronomía andorrana…. un placer para todos los sentidos. Su variedad de ingredientes y sabores nos recuerda que es un país diverso, y sus platos típicos te acercan a los aromas y sabores de montaña.

A continuación, te vamos a recomendar dos de los platos estrella que no puedes pasar por alto cuando visites Andorra. ¡Toma nota!

– La Escudella, para los fanáticos de la carne. Un guiso para comer con cuchara, compuesto por carnes variadas, verduras y embutidos del país.

– El Trinxat, para los más tradicionales. Un manjar sencillo que se ha convertido en un referente gastronómico en los pirineos. La base está hecha de patata y col.

Con toda seguridad, quedarás sorprendido de la gran oferta gastronómica que ofrece y… ¡que satisfará todo tipo de paladares!

4. Alquila una ‘borda’ en perdida en la montaña

Sin duda uno de los planes más buscados y con más éxito es el alquiler de bordas o cabañas perdidas en plena montaña.

Para pasar las noches nevadas de invierno delante de la chimenea y acurrucarse viendo una peli en Netflix. O salir de la borda directamente con esquís para hacer unas bajaditas.

Un planazo para este fin de año con amigos o familia en pleno corazón del Pirineo.

5. Relájate en Caldea

¡Caldea siempre es un must! Desconecta y relájate en el spa termal de Caldea, ubicado en pleno corazón de Andorra la Vella.

Y para los que buscan una relajación más profunda… También existe Inúu, un balneario premium anexado a Caldea. Un espacio que ofrece más tranquilidad para cubrir las expectativas de los más exigentes.

Y para completar vuestra escapada. ¿Dónde dormir?

En Andorra existen multitud de sitios para poder dormir, que se ajustan a tus gustos y a todo tipo de bolsillos. ¿Eres de los que prefiere relajarse en medio de la naturaleza? ¿O prefieres hospedarte en el centro de la ciudad? ¿Te gustaría dormir cerca de las pistas de esquí? ¿O prefieres un sitio remoto?

La oferta de alejamiento en Andorra es tan amplia como puedes imaginar; hay hoteles gastronómicos, balnearios con todas las comodidades, campings familiares, apartamentos céntricos, cabañas rústicas, glampings lujosos… ¡Incluso puedes dormir dentro de un iglú! Mola, ¿eh?

Lo que sí que te recomendamos es que reserves con antelación, dado a que Año Nuevo es un período muy demandado.