Experiencias premium para ti o para regalar 🪂 Quiero verlas

Desde Alaska a los Pirineos: el mushing, una experiencia en la nieve para disfrutar en familia

 

Con la llegada del invierno y a medida que se van cubriendo de nieve las montañas, las expediciones en familia pasan a una nueva dimensión. Es la época de excursiones en motos de nieve, los paseos con raquetas o las salidas en trineo.  

Entre las principales actividades del deporte outdoor de invierno, la que destaca especialmente por su origen y sus características es el mushing o excursiones en trineo tirados por perros. Se trata de una práctica centenaria que ha ido evolucionando hasta pasar de ser un medio de transporte a convertirse en la práctica deportiva y recreativa que es en la actualidad.  

 

Orígenes del mushing: entre Laponia y la era de la fiebre de oro en Alaska  

 

Esta experiencia consiste en el paseo en trineos de perros por circuitos de caminos o bosques nevados. Si bien se considera que esta práctica ya se utilizaba en Laponia antes incluso de la aparición de la rueda, se acostumbra a situar su origen en la época de la fiebre del oro en Alaska y Canadá, a principios del siglo XX.  

De hecho, es en ese contexto en el que surgió el término que se sigue utilizando en la actualidad. Mushing procede del francés marché (caminar o moverse) que acostumbraban a usar los colonos franceses como señal para que los perros comenzasen a correr. Los anglosajones lo adaptaron hasta derivar en el término mush 

Rápidamente, la actividad fue ganando popularidad en las zonas de alta montaña hasta que se estableció como deporte mediante la prueba Iditarod en Nome, Alaska. Esta prueba, que comenzó oficialmente en 1976, conmemora la carrera del Suero de 1925 en la que se transportaban medicinas y avituallamiento mediante un trineo tirado por perros para atender a la población del lugar durante una epidemia.  

 

Conviértete en musher por un día  

 

En la actualidad, el mushing se ha erigido en una de las actividades recreativas más populares del deporte outdoor en invierno y de las más preferidas por las familias que buscan una experiencia auténtica en la naturaleza. Se trata de una de las disciplinas en las que el cliente es capaz de tener una mayor aproximación al entorno natural, tanto por los lugares que va visitando a lo largo de la expedición, como por la presencia de los perros nórdicos que son los encargados de arrastrar el trineo. La actividad triunfa entre las familias porque, además, los perros son de lo más cariñosos 

En RocRoi estas experiencias se desarrollan a los pies de la estación de esquí de Grandvalira, en Andorra. Desde la base del Grau-Roig, cerca del Bosque de Moretó salen los trineos. Cuentas con diversas ofertas en función de si buscas una larga expedición de mushing por las montañas en Grandvalira para descubrir los lugares más recónditos de los Pirineos, paseos más cortos o rutas nocturnas complementadas con una cena en un restaurante 

 

Descubre las mejores rutas de mushing en los Pirineos  

 

En concreto, puedes escoger desde rutas de 2 kilómetros dirigidas a familias o grupos de dos adultos y dos niños, excursiones en trineo tirado por perros de 3 y 5 kilómetros para todo tipo de públicos hasta expediciones nocturnas de 10 kilómetros.   

La actividad estrella es la de 3 kilómetros porqué es la que tiene una distancia media y la experiencia vale mucho la pena. Para las rutas más largas de 5 kilómetros y 10 kilómetros ofrecemos el servicio con cena en un restaurante”, explica Albert Panicello, director de la vertical de nieve de RocRoi.  

Se trata de una actividad de aventura dirigida a todos los públicos que no acostumbra a tener un gran grado de dificultad. Más allá de las condiciones climáticas, los perros nórdicos están preparados para poder correr en la nieve a gran velocidad.  

La expedición, por tanto, durará lo que los perros tarden en realizar el recorrido. Para ello, Panicello reconoce que el tipo de nieve tiene una gran incidencia en su labor. “Dependiendo del estado de la nieve, el ritmo del paseo se puede ver ralentizado” agrega el responsable.  

 

Andorra: el destino para pasar las vacaciones de fin de año  

 

Andorra, por su ubicación en el Pirineo axial, recibe año a año millones de turistas procedentes de España, especialmente de Cataluña por su proximidad, y Francia, países con los que limita el principado. Se ha convertido en uno de los destinos prioritarios para pasar las vacaciones de fin de año porque permite pasar una blanca Navidad y disfrutar de la naturaleza. 

En esta época del año, en Andorra puedes visitar el Poblet de Nadal, una feria de Navidad en Andorra La Vella, desde el 25 de noviembre hasta el 31 de diciembre. También puedes recibir a Papá Noel a varios puntos del país, como la capital, Canillo, Grau-Roig y Soldeu, entre otros lugares. Si paras en Canillo, te recomendamos visitar su pesebre, el más grande de Andorra, que podrás ver hasta el 15 de enero. 

Si eres amante de la nieve, esquiar o prefieres optar por excursiones de raquetas de nieve, motos y mushing saliendo desde Grau-Roig es una opción ganadora. Y, para despedir el año tras haber hecho deporte en plena naturaleza, visitar el balneario de Caldea es el mejor après-ski que puedes encontrar.