¿ Vacaciones en familia ? Deporte al aire libre a través de descensos en rafting o paddle surf en la playa.

Las familias son uno de los clientes habituales de las actividades deportivas outdoor en sus respectivas temporadas. Con la llegada del verano, las familias capitalizan gran parte de la demanda, sobre todo entre julio y agosto.

blog6

Los eventos deportivos outdoor o al aire libre se dirigen a un público amplio, pero uno de los más habituales son las familias que aprovechan los meses de verano para hacer turismo deportivo al aire libre tanto en el mar como en la montaña. Se trata de un perfil fundamental que permite incrementar al alza la demanda en los meses de verano.

Semana Santa, vacaciones de verano o días festivos suelen ser el momento ideal para que las familias se lancen a la aventura del deporte al aire libre. No en vano, entre julio y agosto es cuando se capitaliza buena parte de la demanda de estos grupos que suelen optar por actividades acuáticas como el rafting o por rutas de senderismo por la montaña tal y como explica Carlos Rabaneda, cofundador de RocRoi, una de las empresas líderes del sur de Europa en la organización de experiencias deportivas outdoor.

“El perfil de cliente en Semana Santa es el de grupos de familia o parejas que buscan un sitio para estar fuera de la ciudad. En julio y agosto es casi todo de familias”, señala el directivo. Sin embargo, las preferencias cambian totalmente en función de la edad de los hijos ya que mientras las familias con hijos pequeños optan por actividades de mayor riesgo como el rafting o el hidrospeed, las familias de mayor edad prefieren hacer trekking por la montaña.

Caminar por la montaña se ha convertido en una actividad que triunfa cada vez más entre los padres. Esta tendencia está respaldada por los datos del informe de Strava sobre la actividad deportiva en España en 2021. Este estudio revela que el senderismo y las caminatas han sido los deportes estrella de este año. De hecho, España fue el país donde más tiempo se dedicó a estas disciplinas, con una media semanal de 3,7 horas, que crece especialmente en las personas de a partir de 50 años.

El mejor ejemplo de este tipo de salidas son las expediciones en trekking al Parque Nacional de Aigüestortes, dirigido a un público a partir de 6 años; las excursiones al Parque Nacional del Alto Pirineo en la zona de la Mollera de Escalarre o las salidas en hípica por senderos o caminos forestales.

En el caso de las actividades fluviales para el público infantil, la base de RocRoi en Llavorsí destaca por el rafting, el Hidrospeed y el barranquismo en el Barranco del Berrós. En lo referente a las actividades en el lago, los kayaks y canoas o canoas individuales van dirigidas a todas las edades, igual que los inflables. El rafting es la actividad estrella para las familias y además permite una experiencia personalizada al ofrecer la posibilidad de alquilar la embarcación únicamente para tu núcleo familiar.

A la oferta de Llavorsí hay que sumarle la de UR Pirineus en Murillo de Gállego. “Tenemos un pack de actividades a las que normalmente van familias y nosotros lo personalizamos según cada caso. Para medir el nivel, les hacemos una yincana acuática por el río nadando 2 kilómetros en aguas bravas y a partir de ahí adaptamos las actividades”, explica Eneko Iriondo, guía del centro de UR Pirineo situado en el prepirineo aragonés.

En ambos casos el rafting se clasifica en diferentes recorridos según la dificultad y edad de los niños. Así pues, para los más pequeños el tramo más recomendable en el primero de los centros es el que va de Arboló a Collegats.

Se trata de un tramo más tranquilo que el resto dirigido a familias que podrán disfrutar del entorno natural pasando por el puente románico de Arboló y el Monasterio de Gerri de Sal en Collegats. Para las familias más atrevidas el tramo de Llavorsí a Rialp destaca por grandes descensos de aguas bravas.

Más allá de las actividades en los Pirineos, los deportes outdoor en familia también llegan, especialmente, al Mediterráneo. En la base náutica de la Costa del Garraf, en Vilanova i la Geltrú, las actividades más demandadas son el big sup, el kayak o los pedales. Pese a que el contenido se amolda a los intereses de la familia en cuestión normalmente se suele llevar a cabo una hora de cada una de estas actividades. Asimismo, el paddle surf se convierte en una opción más que recomendada para las familias que quieren combinar actividades deportivas en la playa con hacer turismo y visitar los lugares más destacados de la playa de la costa catalana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *